Vocación Jerónima

Reproducir la imagen de Cristo esposo de la Iglesia (Rm. 8, 28-30), en todo lo que pensó, amó he hizo por ella, cooperando por su santificación, comenzando por nosotras mismas, los medios son: un amor acendrado a la Eucaristía, a través de la oración, contemplación y apostolado.

Sentir con la Iglesia es el lema con que cada Jerónima se propone abordar este reto.

Las Jerónimas reconocemos e invocamos como Santos Patronos a la Virgen Santísima de Guadalupe y San Jerónimo, ejemplos vivos de su amor fiel a Cristo y a su Iglesia.

Instituto de Religiosas Jerónimas de Puebla.

Primera etapa

Somos una congregación de Derecho Pontificio, con más de 400 años de historia. La fundación se remonta al verano de 1600, se funda el monasterio de la Orden de San Jerónimo en la ciudad de Puebla, con el fin de que hubiera religiosas que atendieran un orfanato donde se atenderían doncellas pobres y huérfanas de padres españoles, tomando la espiritualidad del monje de Belén, San Jerónimo de quien tomamos el nombre.

Con el paso del tiempo, y por sufrir también en carne propia los conflictos patrios, como la guerra de independencia, revolución, reforma y persecución religiosa fue modificándose la manera de vivir pero continuando el espíritu que animó desde el principio.

Segunda etapa

Fue en el año 1957 cuando asesoradas y apoyadas por el Ilmo. Dr. D. Luis Maldonado Cortés, la Congregaciòn solicita a la santa sede la autorización para la transformación a Instituto de Religiosas Jerónimas de Puebla, teniendo como carisma el “IDENTIFICARNOS CON CRISTO EN SU AMOR ESPONSAL A LA IGLESIA, RENUNCIANDO A TENER OBRAS PROPIAS PARA COLABORAR MAS EFICAZMENTE EN LOS ORGANISMOS DIOCESANOS A NIVEL ADMINISTRATIVO Y DE ORGANIZACIÓN PASTORAL” pues el objetivo de nuestro Fundador fue: que la Congregación colaborara al lado del Obispo en su misión evangelizadora en la Iglesia local, solicitud que fue atendida.

Las obras apostólicas que asumimos según nuestro carisma son: pastoral de Evangelización y catequesis, Pastoral Familiar, Pastoral Juvenil y vocacional, Pastoral Litúrgica, Pastoral Biblica, Pastoral educativa, Pastoral Social, Pastoral de comunicación, Pastoral Administrativa a nivel diocesano.